Entre cuatro paredes blancas.

Estábamos sentadas tomando café y hacía más frío que nunca. Sujetando un cigarro apagado empezó hablar. Después de tantos días en silencio pensé que aquello era un milagro. Escuché cada una de sus palabras, vi cada uno de sus gestos, y llegue a sentir sus emociones. Llegué a llorar, cuando la escuché llorar por dentro.

Esto fue lo que ella sujetando aquel cigarro relataba. Yo sabía que no era conmigo con quien hablaba, y que estaba donde decía que estaba. 

a17f0d17c187c2da5db2b8b7e62a5860

Solo quedan cuatro paredes blancas. Por lo menos eso es lo único que veo yo. Cuatro enormes paredes blancas que me rodean, sin ninguna salida. Ni una ventana, ni una puerta, ni siquiera una pequeña grieta en el techo que haga entrar un poco el aire. 

Solo quedo yo. Completamente desnuda, sin nada que me tape ni me de calor. Pero no siento nada. Por dentro estoy igual de vacía que por fuera. Ni siquiera me pregunto qué hago aquí. No me importa. Probablemente piense que no estaría mejor en ningún otro sitio. Total, ya que más da.

Supongo que aparecí aquí el día que te fuiste. Y que poco a poco fui sacando de este cuarto todas tus memorias. Que seguramente algún día hubo una grieta, por dónde te fui expulsando hasta poder cerrarla y ahora estar así. Supongo que fui borrando tus miradas, tus sonrisas, tus palabras. Supongo que más tarde tus silencios, tus distancias. 

Supongo que fue así como sucedió. Que fui desechando todo mi yo, que eras tú, hasta quedarme desnuda y vacía entre cuatro paredes blancas. 

Supongo que me perdí entre tanta cosa. Entre tanta música, entre tantas cartas. Que me perdí al entrar en casa, al meterme en la cama, y darme cuenta de que ya no estabas. Y supongo que entre tanta cosa me perdí. Y lo tiré todo. 

Cualquiera hubiera dicho que lo hacía para reconstruirme, para olvidarte y volver a empezar. Cualquiera diría que lo he conseguido, que ya no me queda absolutamente nada. “Que ya no piensa en él”

Pero la verdad es esta: estoy aquí, entre estas cuatro paredes blancas, desnuda, sin nada que me tape ni me de calor. Que no se cuanto tiempo ha pasado, podría llevar un día, o una eternidad. Que no hay ninguna grieta en el techo, por que la llevo yo por dentro. Que no, que ya no soy yo, por que yo era tú.

Y si no estás tú, yo solo puedo estar aquí: entre estas cuatro paredes blancas, desnuda, sin nada que me tape ni me de calor.

94fd2e0a414a0301a97217df9ea1e1f5

Publicado en Siempre existen Historias. | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 9 comentarios

Y compremos un bonito reloj.

No me da tiempo a escribir.

Ayer conocí a una chica cubana que me contó cuánto le había costado adaptarse al estilo de vida europeo y más al desenfreno de Madrid. Y me dio una envidia sana cuando de Cuba me habló. – Allá todos están relajados. Ya da igual que estén en paro, que no tengan para comer. En La Habana desde que se despiertan…aquello es una fiesta. Salen a tocar, a bailar. Todo el día en la calle. Constante alegría. Y pueden vivir 25 en un mismo cuarto. Pero allá da igual. Ellos allá Viven. –

0c4e8bd2ad7ba1ddcaed4c036a809472

Y se me quedó grabado. –Viven.– Y a mi no me da tiempo a escribir.

Pero no es solo que a mí no me de tiempo a escribir. Ojalá fuera para todos sólo eso.

Así se nos pasa la vida. Durmiendo poco, trabajando mucho. Corriendo de metro en metro. Enganchados a un reloj, donde el tiempo transcurre a toda velocidad y el paso de sus números es imparable.

-Llego en tres minutos. No me da tiempo. Hay atasco. Salí más tarde. Sólo tengo media hora para comer. Tengo que recoger a los niños. ¿Puedes ir a buscarme?. Está lloviendo. Me he empapado. No viene el autobús. Después tengo clase de inglés. Voy a salir más tarde, tengo mucho trabajo. Hoy he llegado tarde. Estoy extresada.-

c324e60f7c15adca94d33aaa520a963b

Y así todo el rato.  Y da igual que adores tu trabajo, o que no lo hagas. Da lo mismo que tengas tiempo para tus hobbies porque al final también acaban estando atados a un reloj. A veces las cenas con amigos, se convierten en compromisos. Aunque no quieras. 

Porque así nos han enseñado. A vivir corriendo. A pensar más en las obligaciones que en los deseos. A dormir poco y soñar menos. En vez de a disfrutar mucho y sonreír más.

06b3f4d333b940231e49d48fbd3bf0ed

Por eso os animo a que lo intentemos. Realicemos nuestras obligaciones, sí. Pero por favor vamos a intentar levantarnos bailando, a intentar caminar sin pisar las líneas de las baldosas. Vamos a enseñar los dientes al sonreír. Y compremos un bonito reloj para montarnos en sus agujas como si fuera una noria.

Hoy no quiero ser el conejo de Alicia. Y vosotros, tampoco.

fa1905bb47fb95efcca8a3dabcc24535

Publicado en Siempre existen Historias. | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Y nos hicimos los locos.

Íbamos rápido, paso firme. Como de costumbre yo iba agarrada a ti. Era el mismo recorrido de siempre, ese que tantas veces  habíamos hecho.

aded672bd823741e2a7b90de970a2051

Pero de repente tus pies y los míos no fueron hacia el mismo lado. Tú querías ir por un sitio y yo por otro para llegar al mismo lugar. Y nos hicimos los locos, como si hubiese sido un error. Pero ambos nos dimos cuenta de que era la primera vez que queríamos tomar caminos diferentes.

Como siempre mi mano iba dentro de tu bolsillo, con la tuya. Pero me di cuenta que esta vez, por mi primera vez, ni se rozaban. Juntas, pero no revueltas. Y volvimos a hacernos los locos. 

Empezaste a andar rápido, muy rápido. Hasta que mi mano salió de tu bolsillo. Y sin mirar atrás, dónde yo me había quedado, redujiste la velocidad. Ya no íbamos al mismo ritmo. Y volvimos a hacernos los locos.

be8072dd63109d33a6b8f030df1a907f

Ya no íbamos al mismo sitio, ni por el mismo camino, ni al mismo ritmo. Tu ya no me esperabas y yo, ya había dejado de seguirte. 

Quedaba muy poco para llegar, pero esos pocos minutos separados fueron eternos. A pesar de estar tan lejos tus pies de los míos, mi mano tan fría y la tuya tan caliente, a pesar de que tú apresurabas el tiempo y tus latidos eran rápidos frente a los míos lentos y desolados, dejamos de hacernos los locos.

Me cogiste la mano, me diste un beso en la mejilla y te quedaste callado. Yo me aferré a ti.

1622252ac27cebde4c7a734d768646ad

Y de repente, nuestros pies volvieron a pisar sobre el mismo asfalto, con la misma música y nuestras manos intercambiaron sus pulsos. 

Publicado en Siempre existen Historias. | Etiquetado , , , , , , , | 7 comentarios

Después de la revolución de Octubre, vino la de Noviembre.

1286d99c5b027b6775648a772e52931b

Llegaste por fin Noviembre. Y efectivamente, como siempre, proclamando la revolución.

Siempre me traes montones de sorpresas. Y nunca las espero. Noviembre.

Noviembre que me devuelves el frío. Noviembre que dejas las hojas caer. Noviembre acompañado siempre de un “qué rápido pasa el tiempo”. Noviembre que anuncias desde antes a Diciembre. Noviembre que pocos se acuerdan de ti. Los meses de antes se creen más importantes. Y los de después se lo creen también. Noviembre que nunca te quejas. Noviembre días de arte. Noviembre días de miedo. Noviembre dulce. Noviembre Noviembre.

Y el Noviembre del catorce no es menos. Noviembre lleno de oportunidades, Noviembre lleno de despedidas, de idas y venidas. Noviembre de recuerdos y de echar menos. Noviembre Noviembre.

Noviembre que no me dejarás decir que No, Nunca ni Nada. Noviembre que revolucionas la  calma y calmas tempestades. Porque tú, Noviembre lo tienes todo. Noviembre que me equilibras, me emocionas, y me motivas. Noviembre que me cuidas, que me mimas y me das la fuerza para afrontar Diciembre, que nunca, aunque lo intenté, me gustó.

 

 

Y es verdad, que nunca te espero. Y es verdad que pocas veces me acuerdo de ti. Pero siempre que llegas me gustas. Siempre que llegas me haces recordar el Noviembre anterior. Con tus días largos y repletos de cosas. Con los viernes  llenos de música, manta y té.

00357eafa6aeeff0f6e43f66f5d4322a

Noviembre Noviembre.

Publicado en Siempre existen Historias. | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Cómete el Mundo

– Cómete el mundo. ¿Me prometes que lo harás? – Si, te lo prometo.

the-horn

Después se dieron un abrazo. Uno de esos abrazos que tienen sentido. Que sientes la fuerza del otro, que las energías de ambas personas se entremezclan, se filtran sobre la piel. Que te traspasan y sientes como el otro se ha metido dentro. Uno de esos abrazos que sabes que hay pocos como ese. Pasaría mucho tiempo hasta que se pudieran dar otro igual, pero ese les daba la fuerza para conservarlo todo ese tiempo.

Felicidad apabullante. la de ambas. Habían crecido juntas, se conocían a la perfección. Cuántas historias vividas, cuantos sentimientos contados. Cuánto, cuánto habían crecido, y nunca a la vez. Tan diferentes, muchas veces, tan iguales tantas otras.

Una de ellas cumplía un sueño, uno de muchos. El que tocaba, ahora. Porque las dos son soñadoras, vividoras, viscerales. Puro fuego. La otra, veía ese sueño cumplirse y nada le podía hacer más feliz. Era su momento, el suyo, para ella.

Sabían que estuviesen donde estuviese el Sol de una sería el  Sol de la otra. Se cuidarían, desde lejos, en la distancia. ya lo habían hecho otras veces. y está vez sería mucho más.

Escúchame bien. No te olvides de ningún detalle, cuando vuelvas me tendrás que contar todo. Abre bien los ojos, los oídos, el corazón y nada te faltará. Nada. Recorre todos los caminos, aprende de todas la personas. No te pierdas nada, ni una sola cosa. Y deshazte de aquellas que no te aporten. Sonríe, siempre sonríe. Ríete como tu solo sabes, por que reír es vivir. Porque por eso te marchas, para vivir. Para aprender, para crecer, para soñar. Sí, para soñar todavía más. Abre tanto tu mente, y date cuenta de hasta dónde puedes llegar. Y nunca, nunca tengas miedo. El miedo solo paraliza, el miedo te convierte en hielo. Y tu no quieres ser hielo. Has venido a ser feliz y tu mejor que nadie sabes que sólo eso se consigue con pasión, siempre con la razón presente. Equivócate, sabiendo siempre cuándo y por qué. Siempre sin miedo. Fluye cuesta arriba o cuesta abajo, pero fluye. Tu lo inventaste. Fluye de mente y de corazón. Aprende para enseñarnoslo todo. Para enseñármelo.

Ama, sin parar, todo el rato. 

Entre risas y llantos, las dos amigas se miraban a los ojos. No hacía falta decir mucho. Sabían hablar sin palabras. En otra ocasión se podrían haber pasado horas hablando, pero en ese momento sólo quedaba hacer una promesa. Después bailaron sin parar, cómo si fuera la última noche que pasaran juntas. Hasta el amanecer.

– Cómete el  mundo. ¿ Me pormetes que lo harás?- Sí, te lo pormeto.

Publicado en Vías. Viajes de escape. | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Chicles Medicinales.

Se le había encogido el estomago. Le quedaban dos horas exclusivamente para marcharse y no volver, otra vez, por un tiempo. Tumbada en la cama repasaba esos veinte días, minuto tras minuto, como si fuesen fotografías. “Intensos” esa era la conclusión de esos días.

0dffdacf3698a3323419c3265069c6a6

 Aun así quería irse, marcharse. No se podía vivir en la intensidad eternamente. Estaba agotada. Quería deshacer las maletas, y dormir durante un par de días seguidos. Y después: olvidar.

 Para eso habían servido esos 20 días. Para que cuando acabasen pudiera olvidar.  No volvería en seis meses, sería el tiempo suficiente para conseguirlo.

 Pero antes de irse se dio cuenta de que se trataba de una misión imposible. Misión olvido. Después de la cama estaba en el portal. 5 de la mañana, y lloraba desconsoladamente. Y todavía no había leído lo que le decían en aquel “ regalo”que le habían dejado en el buzón.

 Un regalo o una disculpa o un eterno “ estoy aquí” o un “no me olvides” o “no voy a dejar que te olvides de mi”. Si, eso era.“No voy a dejar que te olvides de mí”

 Abrió aquella caja, que era suya, exclusivamente pensada para ella. Nadie podría tener una igual porque llevaba su nombre. Había entre otras cosas unas instrucciones:

 

PARA QUE FUNCIONEN ES MUY IMPORTANTE QUE ANTES DE UTILIZARLOS LES DES EL PODER MEDICINAL.

 Fresa: Me la trae Fresca. ( Para el mal dormir).

 Melón: Si es que fue un…. ( Y rima y todo).

 Melocotón: Por dos veces el de melón.

Lo Que quieras. 

 Chicles medicinales, para que te curen (de este amor). No los malgastes.

1ae7c433aa1ec32dbdf5d33a7424fa53

 Y cuando ya había deshecho las maletas, y dormido un par de días, dosificó las medicinas. Tenían que durarle 6 meses. Tenía que analizar bien cuando realmente las necesitaba. Ella no consiguió su objetivo, no olvidó, y al sexto mes reclamó más.

Él sí consiguió el suyo: “No voy a dejar que te olvides de mi”.

Publicado en Siempre existen Historias. | Etiquetado , , | 2 comentarios

Blogger Award. Very inspiring.

Cuánta Felicidad. Cuánta felicidad desde primera hora de la mañana. Así sí se puede empezar un martes.

54 Blogger Award

Entre suspiros y un café me ha dado el premio Blogger Award cuando hoy empezaba mi rutina. Primero darle las gracias, porque nada ha podido hacerme más ilusión que recibir este premio. Acabo de iniciar este blog, todavía no he publicado tantas cosas y me anima a quererle un poco más. Gracias, gracias, gracias. Pasaros por este rincón, que tanto me inspiró y que es sin dudarlo un lugar para sumergirte en verdaderas historias con encanto.

Como dice ella en su post, “la única regla de este premio es nominar a otros blogs que consideres inspiradores”. Pues allá voy:

1. http://hoynoteacostarassin.blogspot.com.es/

2. http://monpetitmot.com/

3. http://lachicadelosjueves.wordpress.com/

4. http://breakfastatcleos.com/

5. http://tejetintas.wordpress.com/

Feliz Martes.

Publicado en Happy Awards | Etiquetado , | 2 comentarios

Lost.

03842b49d9c802eeb720b9aef2a803fc

Nos perdimos. Mutuamente. El uno al otro. Yo no supe y tu… Y tu tampoco. Nos perdimos como tantas otras veces. Pero esta vez el camino de vuelta es más difícil. Mucho más.

Para los que se tuvieron que ir. Lejos. A perderse.

Publicado en Vías. Viajes de escape. | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Ellas.

Ellas. Cada una a su manera. Auténticas.

Ellas. Que lucharon por sus sueños y aun hoy lo hacen. Ellas. Que admiro y quiero hablar de.

Ellas. Para que vosotros también lo veáis.

Así, inauguro: Ellas. Para hablar de Ellas. Que me hipnotizaron. Que admiré. Imité. Ellas, que son una foto, una película, un escenario o un lienzo.

Para hablar de Ellas. Que hay mucho que contar.

Ellas. Será el rincón de mis actrices. De mis cantantes. De mis bailarinas. De mis pintoras.

De Mis artistas.

Publicado en Ellas. | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bloglovin’.

Sigue mi Blog con Bloglovin’.

<a href=”http://www.bloglovin.com/blog/12969857/?claim=8y2gxubsffe”>Follow my blog with Bloglovin</a>

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario