Y nos hicimos los locos.

Íbamos rápido, paso firme. Como de costumbre yo iba agarrada a ti. Era el mismo recorrido de siempre, ese que tantas veces  habíamos hecho.

aded672bd823741e2a7b90de970a2051

Pero de repente tus pies y los míos no fueron hacia el mismo lado. Tú querías ir por un sitio y yo por otro para llegar al mismo lugar. Y nos hicimos los locos, como si hubiese sido un error. Pero ambos nos dimos cuenta de que era la primera vez que queríamos tomar caminos diferentes.

Como siempre mi mano iba dentro de tu bolsillo, con la tuya. Pero me di cuenta que esta vez, por mi primera vez, ni se rozaban. Juntas, pero no revueltas. Y volvimos a hacernos los locos. 

Empezaste a andar rápido, muy rápido. Hasta que mi mano salió de tu bolsillo. Y sin mirar atrás, dónde yo me había quedado, redujiste la velocidad. Ya no íbamos al mismo ritmo. Y volvimos a hacernos los locos.

be8072dd63109d33a6b8f030df1a907f

Ya no íbamos al mismo sitio, ni por el mismo camino, ni al mismo ritmo. Tu ya no me esperabas y yo, ya había dejado de seguirte. 

Quedaba muy poco para llegar, pero esos pocos minutos separados fueron eternos. A pesar de estar tan lejos tus pies de los míos, mi mano tan fría y la tuya tan caliente, a pesar de que tú apresurabas el tiempo y tus latidos eran rápidos frente a los míos lentos y desolados, dejamos de hacernos los locos.

Me cogiste la mano, me diste un beso en la mejilla y te quedaste callado. Yo me aferré a ti.

1622252ac27cebde4c7a734d768646ad

Y de repente, nuestros pies volvieron a pisar sobre el mismo asfalto, con la misma música y nuestras manos intercambiaron sus pulsos. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Siempre existen Historias. y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Y nos hicimos los locos.

  1. Es normal perder el ritmo en algún momento, lo importante es darse cuenta de si puede volver a ser el mismo y cambiarlo, y decidir seguir cada uno a su paso y por su camino…

    Un beso,
    Patri.

    Me gusta

    • Midori. dijo:

      A veces perder el ritmo hace que te des cuenta de muchas cosas. Como tu dices, o de recuperarlo y andar a la vez, o de recuperarlo y coger un ritmo diferente.
      Aún así la vida es ritmo.Y cada uno podemos elegir el nuestro, que es verdaderamente lo fantástico.

      Feliz Martes, Patri.

      Me gusta

  2. Silvia dijo:

    Muy bueno, me ha encantado!

    Le gusta a 1 persona

  3. Esther FZ dijo:

    ¡Hola!

    Me encanta la entrada. No importa las veces que perdamos el ritmo, lo importante es que se vuelve a encontrar el mismo ritmo. Las relaciones son cíclicas, tienen altibajos, pero importa afrontarlos y superarlos.

    Esther.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s